El Ristorante Gran Torino está regentado por Roberto Chiale, quien ha encontrado su punto de equilibrio con el chef Giovanni Macagnino dirigiendo la cocina. Ambas fuerzas ponen en marcha el local para que cualquiera que se siente, disfrute de una comida mimada por el servicio y a través de los platos.

“Vengo de una tierra de pequeños productores y buenos productos” comenta Roberto, originario del Piamonte. Se estableció en Murcia hace 11 años gracias a la gastronomía, atrás dejaba años de experiencia trabajando en la industria del catering y alta repostería. La escasez de restaurantes italianos auténticos en la zona impulsó su primer restaurante. Aunque más tarde llegaría un amor murciano. Y finalmente, el inicio de este proyecto.

Para este proyecto se apoya en el experimentado chef Giovanni, nacido en la región del sur de Italia, La Puglia. Llegó a España hace más de 40 años, trayendo consigo el origen de la tradición de la pizza, el pan elaborado a mano, y ante todo, el esfuerzo y tesón de la cocina clásica italiana.  

“Gran Torino es lo que somos él y yo. Hemos creado una cocina que nos une a ambos” comenta Roberto. Siendo de paladares diferentes, han sabido ponerse de acuerdo para ofrecer una carta que aúna lo mejor de ambas cocinas, por un lado, el arraigo a la tradición de la cocina del sur de Italia y por el otro, el atrevimiento y la experimentación de la nueva cocina del norte de Italia. Y el resultado es una propuesta de cocina honesta, sostenible, de temporada, y por encima de todo, de buenísimos platos.